Transiciones


Transiciones

Para una mente creativa, para una trayectoria de largos años de trabajo entre telas, pinceles y pigmentos, sustraerse de aplicar color, eliminar trazos y cambiarlos por el uso de materiales aparentemente tan faltos de expresión como el vinil, que no posee la maleabilidad de las pinturas acrílicas o el óleo, es un reto que solo puede afrontarse si se tiene gran capacidad, si existe la sensibilidad entre la piel y el pensamiento, y el manejo preciso de más de una técnica para hacer que se conviertan en signo, en mensaje, en instrumento, en voz, en imagen y en la sucesión de ellas.

 

La pieza de Margarita Chacón denominada Transiciones, fue realizada con vinil sobre plexiglass; está conformada por 13 piezas de 120 x 30 cm., cada una, para ser expuesta al interior del “Salón de espejos” del Museo Universitario “Leopoldo Flores” de la ciudad de Toluca, donde se exhibe desde el 1 agosto, hasta el 19 de octubre de 2012.

 

Con esta instalación, la artista encontró la manera ideal para pasar de su lenguaje de comunicación por excelencia: la pintura, a otra complementaria en que las formas preestablecidas, modeladas por cortes y oquedades en breves páneles, a su vez colocados uno al lado de otro, planteen ideas ligadas entre sí; juega con las protuberancias que originalmente tiene el material, creando estructuras que ofrecen posibilidades de reflexión y dispersión de la luz, con lo que crea códigos muy diferentes a los que logra sobre sus lienzos, sin perder su esencia ni su estilo, pues el uso de minúsculas circunferencias destellantes y polícromas, varían de acuerdo a los ángulos de apreciación del observador.

 

El desafío le da el nombre a Transiciones, a la obra concluida de Margarita, pues precisamente el trascurrir de una técnica a otra, le ha permitido diversificar su quehacer hasta expandirlo en el tiempo y el espacio. Todo ello se concentra para lograr en el espectador la integración de más de dos sentidos con que los el ser humano tiene la capacidad de percibir, para crear una experiencia más completa.

 

Además de utilizar el sentido de la vista, interactuar con las Transiciones de Chacón Bache, es formar parte de una delicada composición, de una constante búsqueda por comunicar sus ideas, ya que ha fusionado la expresión artística con su propia evolución de acuerdo a la época, los momentos creativos y las condiciones predominantes en su transcurso por la vida. En este ir y venir, ha explotado sus habilidades en la pintura y, ahora con su incursión como instaladora y con la aplicación de técnicas mixtas, encontró el sitio ideal para manifestarse, para atestiguar cambios individuales, colectivos, universales.

 

Con la diversidad de los fragmentos que conforman esta obra realizada específicamente para el Salón de espejos, interactuar con ella es un deleite para los visitantes pues entrar en diálogo con la pieza, es permitir que actúen tres de nuestros sentidos, a la vez: el visual, el auditivo, y el olfativo, dada la creación de un ambiente enriquecido con la música de Jorge Córdoba Montoya, con Voces del tiempo III, Cuatro piezas para marimba chiapaneca y marimba de concierto, específicamente con la Selección III Ya y IV Pa, música interpretada por el reconocido artista Javier Nandayapa.

En este ambiente se percibe un fresco aroma, proveniente de un difusor de aroma

Chacón Bache, con su particular forma de retomar estas prácticas, de realizar algunas de las millones de combinaciones posibles para exaltar la belleza, con su tratamiento de los materiales, con los contrastes creados intencionalmente y los resultados de su experimentación, transmite pensamientos, sueños, deseos y estados de ánimo que invitan al observador a navegar entre sus atmósferas, interrelacionándolas con la invitación a sumergirse entre las abstracciones y más allá; a llegar al sitio donde las emociones agradables se multiplican, donde la sensibilidad se expande y se refleja entre espejos.

Transiciones

Instalación